Simulación de Procesos

La simulación es una potente metodología que consiste en reproducir en un computador el comportamiento de un sistema de interés, de manera a facilitar su estudio en situaciones en las que un análisis en la vida real no es posible o deseable (por ejemplo, porque el sistema no exista aún, o porque su estudio real comportaría una disrupción demasiado costosa de su funcionamiento, etc).

En muchos de los procesos modernos, se comprueba que las herramientas tradicionales de estudio no son capaces para realizar un estudio completo que suponga una optimización sobre el proceso original.

En esa situación, se utilizan herramientas informáticas de simulación con el fin de obtener una serie de resultados más detallados que los obtenidos con métodos tradicionales. Las herramientas informáticas de simulación proporcionan la posibilidad de dominar todas las variables que se consideran necesarias para modelar el sistema. La utilización de tantos elementos como sean necesarios proporcionaran una simulación más veraz. La simulación permite, además, introducir cambios de forma rápida y fácil.

Simular permite a los usuarios entender el sistema que se modela sin incrementar los costes de construir un sistema (si se proponen sistemas nuevos), cambiarlo (si existen uno en funcionamiento) o destruirlo.

Uno de los beneficios reconocidos de la simulación es el aspecto visual. Normalmente nos es más fácil reconocer el sistema que estamos investigando visualmente que no bajo un listado de números. Y siempre es más agradable, lo que posibilita incrementar la credibilidad del proyecto.

Hay otros beneficios que podemos obtener a través de la simulación:

Entender mejor el sistema

Mejorar la comunicación de ideas

Justificar las inversiones

Probar diferentes opciones y rápidamente

Implementar la mejor opción

InteriorTaller.png

La simulación permite incorporar cambios e inmediatamente ver los efectos que los cambios producen. Mientras que la simulación no garantiza la solución óptima a ningún problema, es la única técnica experimental cuando los métodos de la matemática formal no pueden reflejar la naturaleza del sistema.

(“Operations Research: An Introduction”, H.A. Taha, ed. Wiley & Sons).

Ventajas de la simulación referidas a otras formas de análisis

La construcción de modelos de simulación es una herramienta que ha sido ampliamente aceptada por diferentes razones. Las ventajas principales de la simulación son las siguientes:

La simulación es relativamente sencilla y flexible.

Puede emplearse para analizar grandes y complejas situaciones del mundo real que no se pueden resolver mediante otro tipo de análisis.

Pueden incluirse complejidades del mundo real que la mayoría de los modelos de dirección de operaciones no pueden permitir. Por ejemplo, la simulación puede utilizar cualquier distribución de probabilidad que defina el usuario.

Con la simulación resulta posible “comprimir el tiempo”. Los efectos de las políticas de dirección de operaciones durante varios meses o años, se pueden obtener a través de la simulación con computadora en muy poco tiempo.

La simulación permite hacer preguntas hipotéticas del tipo “¿qué ocurriría si...?” A los responsables de la toma de decisiones les gusta saber por anticipado cuáles van a ser las opciones más atractivas. Con un modelo informático, un directivo puede probar, en cuestión de minutos, diferentes decisiones sobre la política a seguir.

Las simulaciones no interfieren en los sistemas del mundo real. Así, puede resultar demasiado perjudicial, por ejemplo, experimentar físicamente con nuevas estrategias o nuevas ideas en un hospital o en una planta manufacturera.

Con la simulación podemos estudiar los efectos interactivos de componentes individuales o de variables, para determinar cuáles son importantes.

Beneficios de la simulación

Ahorros mayores

Evitar inversiones innecesarias. Por ejemplo: Aumentar la utilización de una instalación existente, entonces no hay necesidad de expansión; seleccionar la mejor alternativa que minimice el costo.

Evitar nuevas contrataciones innecesarias. Por ejemplo: Rediseñar el proceso y las funciones para lograr mejores alineaciones de proceso.

Evitar retrabajos innecesarios en las plantas y oficinas. Por ejemplo: Encontrar el mejor diseño a la primera, evitando esfuerzos duplicados, hacer un mayor uso de las instalaciones.

Ahorros

Incremento en la productividad. Por ejemplo, menores tiempos de desplazamiento de los operarios debido al reacomodo físico de las instalaciones o a la reasignación de las tareas.

Incremento de la satisfacción del cliente. Por ejemplo: menor tiempo de espera de órdenes de producción a lo largo del sistema.

Mejores datos e información para la adecuada toma de decisiones. Por ejemplo: Más que solo el tiempo promedio de espera en una fila, también el mínimo, máximo, un histograma, una gráfica a través del tiempo, y un intervalo de confianza.

Ahorros en el tiempo del Ingeniero que hace los análisis. Comparado contra el tiempo utilizando técnicas que consumen mucho más tiempo. Por ejemplo: Muchos datos de tiempo y costo pueden ser desarrollados rápidamente, con simulación, comparado contra el uso de una hoja electrónica de cálculo cuando hay variaciones en los datos de entrada.

Beneficios colaterales

Educación. La simulación plantea la necesidad de entender el proceso en forma completa, así como el problema bajo estudio.

Trabajo en equipo y comunicación. Debido a que las gráficas y la habilidad de replicar la realidad son comprendidos por todos, se desarrolla una tendencia a involucrarse en el proyecto más fácilmente, así como a entender mejor los cambios propuestos. La validación en el proyecto por el equipo obliga a una coordinación de ideas.